Historia

 

Introducción

 

Loma Negra, comenzó sus actividades en 1926 cuando su fundador descubre, junto a las sierras de la estancia San Jacinto, la presencia de piedra caliza. Esta piedra, materia prima fundamental para la producción de cemento, sirve de lanzamiento para que, dos años mas tarde, don Alfredo ponga en marcha su primera fábrica de cemento en el partido de Olavarría, provincia de Buenos Aires. Y es precisamente en la localidad de Loma Negra donde se lleva a cabo este emprendimiento, motivo por el cual la empresa adopta dicho nombre.

  •  

    » 1926-1960

    En 1926 Don Alfredo Fortabat descubre junto a las sierras de la estancia San Jacinto, la presencia de piedra caliza. Con el pasar de los años, la demanda de cemento fue aumentando a la par de un sostenido crecimiento del país. En la década del 50, Loma Negra expande su capacidad de producción en su planta de Olavarría a través de un nuevo horno y, adicionalmente, inaugura una nueva planta ubicada en la localidad de Barker (Buenos Aires), alcanzando una producción cercana al medio millón de toneladas de cemento por año.

  •  

    » 1960-1990

    Durante la década del sesenta, Loma Negra continúa su expansión, sumando a su producción primero la fábrica de San Juan y en los 70 la de Zapala, en la provincia de Neuquén. Estos esfuerzos le permiten a Loma Negra llegar a nuevos mercados, en el oeste y sudoeste de nuestro país, incorporando a su vez nuevos hornos en sus fábricas, los cuales resultarían modelos de tecnología de avanzada, gracias a la inclusión de los primeros equipos computarizados del mundo para el control de los procesos industriales. En la década del 80, Loma Negra inaugura una planta modelo para la Argentina y el mundo. Se trata de la fábrica Catamarca, ubicada en el departamento El Alto de la provincia homónima, emprendimiento en el que se decide incorporar la tecnología más avanzada del mundo con el firme propósito de elaborar cemento portland con los mayores estándares de calidad posibles.

  •  

    » 1990-1995

    Es a principios de la década del 90 cuando la empresa realiza grandes transformaciones y concreta ambiciosos proyectos en la búsqueda de enfrentar el nuevo milenio. Así, en 1992, adquiere la empresa Cemento San Martín S.A., con sus plantas industriales en Sierras Bayas (Buenos Aires) y una planta de molienda en Paraná (Entre Ríos). Estas adquisiciones le permiten a Loma Negra consolidarse como líder absoluto tanto en la venta de cemento en la República Argentina como en la venta de cemento para albañilería, lo que hace a través de la Fábricación y comercialización de su producto Plasticor, líder de este último mercado. Como respuesta a esta situación, las demás empresas cementeras se ven obligadas a desarrollar un producto similar, pero no logran impedir que Plasticor se convierta en el nombre genérico del cemento para albañilería. En el año 1992 el Grupo comienza a diversificar sus negocios hacia actividades complementarias a la producción de cemento. En este sentido, lidera el consorcio que se adjudica la concesión por 30 años de la línea de carga del Ferrocarril Roca. De esta manera logra optimizar la red de distribución de sus productos en la provincia de Buenos Aires, conectando a las fábricas y los depósitos, para agilizar así el constante flujo del material y la atención a los clientes.

  •  

    » 1995-2000

    Como resultado de una política de protección al medio ambiente, en el año 1995 se crea Recycomb S.A., una empresa destinada a reciclar residuos industriales para su posterior utilización como combustible en los hornos de cemento. Recycomb opera a través de un moderno establecimiento ubicado en Cañuelas, provincia de Buenos Aires. En diciembre de 1998 se firma en Montevideo (República Oriental del Uruguay) un contrato de comercialización con la principal cementera de ese país: la Administración Nacional de Combustibles, Alcohol y Portland (ANCAP). Por medio de dicho contrato se constituye Cementos del Plata S.A., cuyo objetivo es la comercialización exclusiva del cemento de ANCAP tanto en la Argentina como en Uruguay. Consolidando la estrategia de brindar nuevos productos y servicios a sus clientes, en 1998 se adquieren Cemmex, Compañía de Servicios a la Construcción, Decamix y Sermac, cuatro hormigoneras de Buenos Aires, a las que luego se les suma la incorporación de Hormigonera del Litoral de Rosario. De esta forma se crea un grupo hormigonero controlado por Compañía de Servicios a la Construcción que comercializará su producción bajo la marca LOMAX. Por su alto nivel de equipamiento, sus recursos humanos y sus altos índices de calidad y tecnología, LOMAX ha consolidado su liderazgo en los mercados en los que actúa. En marzo de 1999 se inaugura una planta de molienda en Ramallo provincia de Buenos Aires. En septiembre del mismo año abre sus puertas el Centro Técnico Loma Negra, único en su tipo en toda Latinoamérica, marcando su liderazgo en investigación, desarrollo y asistencia técnica.

  •  

    » 2000-2005

    En mayo del 2000, se inaugura LomaSer, el primer Supercentro Logístico del país, un emprendimiento que, por sus características de infraestructura y capacidad de servicio, marca un hito sin precedentes en la industria cementera argentina. La llegada del nuevo milenio despierta enormes expectativas e implica un fuerte compromiso de desarrollo por parte de la empresa. Comenzó a funcionar en noviembre del 2001 L´Amalí, la planta más grande y moderna de Sudamérica con una capacidad de producción que ronda las 1,6 millones de toneladas anuales de clinker. Su relación amigable con el medio ambiente sumado a la automaticidad en todos sus procesos muestra, una vez más, la decidida transformación de una empresa de clase mundial.

  •  

    » 2005 al presente

    En julio de 2005 la Compañía pasó a manos de nuevos accionistas. El grupo Camargo Correa que se hizo cargo de la misma, es uno de los mayores grupos empresariales del Brasil. Su larga trayectoria comenzó en 1939, con una pequeña constructora.
    Actualmente, la compañía emplea a más de 30 mil colaboradores y actúa en las áreas de ingeniería y construcción, cemento, calzados, siderurgia, gestión ambiental y textil.
    A partir del año 2006 Loma Negra invirtió en varios proyectos, los que nos permite ser mas eficientes y competitivos en este contexto de mercado cada vez más exigente.
    Se produjo la reapertura de nuestra fábrica de Barker, lo que nos convierte en uno de los pilares de las actividades de producción de clinker, molienda y despacho de la región.
    A fin de diversificar la matriz energética, se decidió realizar inversiones en combustibles alternativos (carbón de petróleo – pet coke), lo que posibilita mantener nuestros hornos en marcha durante todo el año.
    Por iniciativa de los accionistas del grupo, nace la fundación Loma Negra y se adquiere La Preferida de Olavarría, una cantera de trituración de piedra, con lo cual se ingresa al mercado de los agreados para la construcción.